close

CÓMO CONSERVAR LA SUAVIDAD DE LAS TOALLAS

En Más Que Toallas sabemos lo importante que es conservar la suavidad de las toallas. Por ello, te desvelamos todos los trucos y técnicas para mantener más tiempo tus toallas con la suavidad del primer día. ¡Haz que tus juegos de toallas estén siempre suaves!

Claves para la suavidad de las toallas

El primer lavado es muy importante. Antes de estrenarlas, pon una lavadora solo de toallas, con agua fría y jabón neutro. De este modo, el tejido no se endurecerá, permanecerá suave y conservará sus propiedades absorbentes.

Detergente

Recuerda utilizar la cantidad adecuada de detergente. Utilizar demasiado reduce la efectividad de absorción de las toallas y las endurece.

En caso de alguna mancha resistente no uses lejía ni cloro. Lo más recomendable es usar un poco de amoníaco.

Suavizante

Además, en este primer lavado y en los dos o tres lavados siguientes es aconsejable no utilizar suavizante. Si el agua de tu zona tiene mucha cal, usa suavizante en cantidades pequeñas.

Para que todo lo anterior funcione pon la lavadora de toallas, pero sin cargarla mucho. También es muy importante no lavar las toallas con prendas con cremalleras o botones que pueden estropear el tejido.

¿Secado al aire libre o en secadora? 

Aunque de la secadora salen muy calentitas, la mejor opción para mantener la suavidad de las toallas es secarlas al aire libre y plancharlas un poco. El resultado final será un tacto muy suave.

Si secas las toallas con la secadora, no las dejes mucho tiempo a temperaturas muy altas para que no se resequen. Sácalas cuando estén casi secas y déjalas ventilar al aire libre sin que le dé el sol.

 Sigue todos nuestros consejos y podrás mantener tus juegos de toallas de baño más suaves mucho más tiempo. ¡Siente la sensación de suavidad en tu piel!